¿Estamos los humanos diseñados para comer carne? – Dr. Milton Mills

Aunque podemos comer casi cualquier cosa para sobrevivir, y vivimos como omnívoros, el Dr. Milton Mills pone a prueba esta noción argumentando que estamos realmente diseñados para comer alimentos de origen vegetal. El Dr. Mills tiene una experiencia variada con especialización en medicina interna, enfermedad VIH y la relación entre la nutrición y las enfermedades crónicas. Ha observado que aquellos pacientes con VIH que modifican su alimentación hacia alimentos de origen vegetal mejoran, mostrando un incremento de energía y aumento en la cantidad de células-T. Lo conocí el pasado octubre (2017) en el VegFest de Londres, donde presentó su conferencia estrella; “¿Estamos los seres humanos diseñados para comer carne?”. A continuación, el Dr. Mills se quedó para charlar con el público y contestar cualquier pregunta que pudiéramos tener. Fue muy paciente, amable y simpático. Dijo que estaba trabajando en un libro sobre el tema.

Lo siguiente es sólo un pequeño resumen de su charla. Adjunto debajo el vídeo de una conferencia similar para quien quiera verlo con todo detalle. El vídeo esta en Ingles, con subtitulos también en Inglés.

Tal y como comentaba el Dr. Mills en su charla, la mandíbula y dentadura de los carnívoros están diseñadas para cortar, desgarrar y sólo se mueven hacia arriba y abajo. No tienen enzimas digestivas en su saliva y no mastican la comida, la engullen. Sus dientes caninos son grandes y sus molares se cruzan en movimiento de corte, así pueden morder a través de la dura piel a sus presas y desgarrar su carne. Tienen una gran fuerza de mordida (perros 300isp*, lobos 500isp, jaguares 700isp, leones y tigres 800-900isp, hienas 1000isp). Nuestra mandíbula y dentadura están diseñadas para masticar y se mueven lateralmente. Tenemos enzimas digestivas en la saliva que digieren hidratos de carbono. Nuestros molares entran en contacto unos con otros y se mueven a los lados para masticar la comida, mezclarla y empezar la digestión. Nuestros dientes caninos son más bien pequeños y nuestra fuerza máxima de mordida no supera los 150isp. Podemos partir algunos frutos secos con nuestros dientes pero definitivamente no podemos atravesar la dura piel de los animales de un mordisco.

Los carnívoros tienen unos estomago muy grande con una acidez muy alta*. Pueden comer hasta un 30% de su peso total de una sola vez. Ya que solo cazan cada 7-10 días, su gran capacidad estomacal es necesaria para asegurar su supervivencia. La acidez de su estómago es menor que 1. Esto les permite digerir carne con gran facilidad y disolver prácticamente todo lo que tragan incluyendo huesos. Nuestro estómago en cambio es pequeño y la acidez no es tan alta. Basándonos en el contenido calórico de los alimentos, podemos ingerir unas 800-1200 calorías en una comida (menos de la necesidades calóricas diarias). Por lo cual, estamos diseñados para comer en tandas, tal y como normalmente lo hacemos, 2 o 3 veces al día. La acidez de nuestro estómago con comida es de alrededor de 4-5, no es muy eficiente en comparación con el de los carnívoros cuando se trata de digerir proteína. Los herbívoros en general también tienen un estómago pequeño y un pH similar al nuestro, y también están diseñados para comer en tandas.

El tamaño del intestino delgado de los carnívoros es muy pequeño, sólo unas 3-4 veces la largura de su cuerpo. Las principales enzimas de digestión son proteicas y lipídicas (grasas). El colon es también muy corto, recto y sin bolsas. Su única función es de eliminación. La carencia de fibra en su dieta significa que las bacterias del colon solo pueden utilizar residuo proteico como sustrato de energía. Por lo cual, el contenido fecal debe de ser eliminado con rapidez, ya que los residuos de la carne sufren un proceso de putrefacción generando metabolitos tóxicos. El intestino delgado humano por en contrario es muy largo, entre 7-11 veces el largo de nuestro cuerpo (medido desde la cabeza hasta el coxis). La superficie total es equivalente a una pista de tenis. Tenemos una mezcla de enzimas digestivas de hidratos de carbono, proteínas y grasas. El colon es también muy largo, contiene bolsas y un apéndice. Sus funciones principales son absorción de agua, fermentación de la fibra, producción de ácidos grasos de cadena corta y vitaminas, y excreción. La comida pasa la mayoría del tiempo en el colon, más que el tiempo del estómago e intestino delgado combinado (un tránsito saludable de la comida a través del tracto gastrointestinal debería durar 2-4 horas en el estómago, 4-8 para pasar a través del intestino delgado, y 12-24 horas de retención en el colon antes de ser finalmente excretada). Por consiguiente, nuestro sistema digestivo está diseñado para extraer la mayoría de los nutrientes con rapidez y eficazmente en el intestino delgado, para permitir seguidamente un periodo de tiempo extendido a la fermentación de la fibra en el colon. La fermentación de la fibra es esencial para una fisiología adecuada, salud óptima y función y protección del cerebro. Las dietas bajas en fibra conducen a numerosos problemas de salud y enfermedad. Los herbívoros tienen una anatomía y fisiología intestinal similar a la nuestra.

 

*El pH de una sustancia se mide del 1-14. La acidez es del 1 al 7, y la alcalinidad del 7 al 14, el 7 es neutro. En cuanto a la acidez, cuanto menor es el numero, mayor es el contenido ácido. La alcalinidad, en cuanto mayor es el número, también lo es la alcalinidad de la sustancia.

*ISP es una medida de presión expresada en “libra-fuerza por pulgada cuadrada”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: